Archive for October, 2007

Boletín Octubre 2007

En nuestro esfuerzo por proveer la mejor información a
nuestros lectores, le ofrecemos nuestro Boletín Informativo
.


PF News
Asegurate de Suscribirte en cualquiera de nuestras páginas web.

Recibirás nuestro boletín en formato PDF con información y consejos para mejorar tus conocimientos en técnicas de sonido entre otros temas interesantes.

Baja el reporte y leelo ahora mismo… y por favor, registrate en esta página para dejarnos tus impresiones, preguntas y comentarios. 


Haz un Click Aquí

 para ver el Boletín en una nueva ventana.



Boletín
      

Necesitas Adobe Acrobat Reader para abrir el documento en PDF. La mayoría de las computadoras ya tienen Adobe Reader instalado.
Si no lo tienes, puedes obtener la última versión de forma gratuita en:


http://www.adobe.com/products/acrobat/readstep2.html

Adobe Acrobat Reader tiene versiones para PC y Macintosh .

 

INSTRUCIONES

Para comenzar haz un click al siguiente enlace con el botón derecho del mouse. 

Haz un Click Aquí con el botón derecho
,  luego un click en  "Save Target As" .

un download screen te pregunta donde deseas guardar el archivo en tu computadora.

 

¿Cual debe ser el volumen de mi sonido en la Iglesia?

Niveles de sonido para la adoración. Hablaremos acerca del volumen del altar y
de la casa o sea el templo. Comencemos tomando como punto base el propósito
del sistema de sonido en una iglesia.

• Reforzar la voz del pastor para la predicación.
• Reforzar el sonido de instrumentos y voces en la adoración.
• Establecer un ambiente auditivo natural, o sea, que lo que se escuche por
las bocinas sea lo mas parecido posible al sonido de la fuente. Si es
posible mejorar la fuente de sonido con efectos y ecualización de
frecuencias no deseadas.

Bueno básicamente esto es: ahora como vemos el propósito de la iglesia es
llevar un mensaje y adorar a Dios. Entonces dentro de esta dinámica tenemos
que establecer unos parámetros de volúmenes que si pensamos un poco se nos
revelarán por lógica.

1. Piensa en la dinámica de la comunicación cuando alguien nos habla. Vamos a
escoger la actitud para escuchar dependiendo de la actitud que tenga el transmisor
del mensaje. Es decir que si alguien nos viene a hablar gritando seguramente
nuestra reacción será defensiva. En la iglesia todo debe invitar a escuchar, inclusive
un buen regaño con carácter, pero dando a entender un corazón de amor y
compasión que llega mas que uno con molestia. El volumen de la voz del pastor es
crucial. Si esta muy bajo algunas personas no escucharán pero si esta muy alto
será una molestia y automáticamente nuestro cerebro se desconectará o
cambiaremos nuestra actitud a la defensiva. Claro todo esto depende del diseño del
sistema de sonido de mi iglesia. Por ejemplo:

* Iglesias que miden mas de 100ft de largo con bocinas delanteras a 15ft de alto o
menos tendrán un efecto de muy duro el volumen en las primeras filas y en las
últimas un sonido sin presencia. Esto se resuelve o buscando mas altura de las
bocinas delanteras si cumplen con las especificaciones requeridas y/o con la
instalación de un sistema de refuerzo para cubrir las ultimas filas. (Nota: Este
sistema de refuerzo siempre estará de frente al público nunca de atrás para
adelante).

2. Es importante entender que el volumen y la inteligibilidad del sistema de sonido
sea igual en todas las sillas, es decir que todos en el templo escuchen lo mismo. La
misma calidad y el mismo volumen. Es impresionante ver como nuestras iglesias
han progresado y hoy día tenemos sillas acojinadas y aires acondicionados.
Nuestros grupos de adoración están ensayando regularmente y el nivel musical ha
aumentado, pero seguimos con el mismo equipo de sonido de hace 15 años.
Decimos que lo más importante es llevar el mensaje de la Palabra de Dios y no nos
damos cuenta que para hacerlo utilizamos medios electrónicos y mecánicos.
Entonces, si pienso un poquito, me doy cuenta que el sistema de sonido es crucial
en el proceso de comunicación de Dios con el pueblo. Entonces el nivel de
excelencia de mi equipo debe ser de media a alta calidad ya que es el mensaje de
Dios lo que estoy reproduciendo. Y recuerda ser buen mayordomo no es cuanto
puedo ahorrarme mas bien cuanto no malgasto…..

3. Volumen: Creo que de eso era que íbamos hablar. Un problema común en
nuestras iglesias es que cada músico tiene un amplificador, el guitarrista tiene
uno, el pianista, el bajista y quizás hasta un segundo guitarrista o pianista así
que podemos llegar a tener de 5 a seis amplificadores en el altar. Esto es terrible
ya que ese volumen se filtra para las primeras filas y quizás más allá
produciendo que el sonidista tenga que subir el volumen de las bocinas del
templo para poder balancear la mezcla causando inevitablemente que el sonido
este muy alto. Entonces tendríamos varias opciones para solucionar esto.
Una sería que cada músico ponga su amplificador en un volumen mas bajo pero
por alguna razón utilizamos los amplificadores detrás de nosotros y no nos
damos cuenta que Dios nos hizo con las orejas para escuchar mejor de frente
que de espaldas. Entonces lo que por lógica deberíamos hacer es poner los
amplificadores de frente a nosotros o sea cada músico con su amplificador de
frente y con un ángulo apuntando a nuestros oídos. Otra opción seria ponerlos al
lado en ángulo hacia nuestros oídos. Creo que este concepto es fácil de
entender y lógico. Mi opción favorita es que cada músico tenga control de su
mezcla y la escuche a través de audífonos que pueden ser de los que se ponen
dentro del oído hasta los profesionales que comienzan como en los $160.00
dólares, pero son una bendición no importa lo duro que estén los audífono jamás
va a llagar a la primera fila el sonido. Además con sistemas como “Hear
Technologies” y “Aviom” cada músico tiene el control de el volumen de su
instrumento y el volumen de los demás instrumentos. Lo impresionante es que lo
que el guitarrista haga en sus audífonos no va a afectar a nadie mas.

4. Cuando hacemos una mezcla de sonido para la adoración debemos tomar en
cuenta que la adoración es intimidad con Dios y los unos con los otros. Entonces
debemos tomar en cuenta el volumen del pueblo cuando canta. De ahí partimos
para crear nuestra mezcla. Sabemos que cada género musical tiene su forma de
mezclarse, pero en la música de adoración debemos darle énfasis a cada uno de
los instrumentos, incluyendo las voces como uno de ellos, ya que cada uno ministra
al pueblo en momentos distintos. Es decir, que mi mezcla va a ser dinámica y no
estática. Por esto la importancia del ministerio técnico. Debemos pedirle a Dios el
corazón del ministerio técnico para poder comenzar a entender el énfasis que se
está poniendo en este ministerio hoy día. Los que estamos en la cabina allá detrás
en realidad estamos de frente en el altar, mira si esto es una realidad que cuando
no sale un “cue” o cometemos algún error un “feedback” todos viran la cabeza hacia
atrás, o sea, como yo digo estamos “desnudos” en el altar.

5. Otro ejemplo es que muchas veces la consola esta en lugares donde el sonidista
no esta escuchando lo mismo que la mayoría de la congregación. Lo ponemos en el
mezanine para que haga una mezcla para el salón principal. No tiene ninguna
lógica, pero como dice la Biblia “el pueblo perece por falta de conocimiento”. Pastor,
si estas en planes de construir comuníquese con nosotros para poder brindarle un
poco de este conocimiento y ayudarlos en este proceso. Mientras más temprano en
el proceso mejor. Si aún tiene dibujos en servilletas este es el mejor momento. Dios
nos da una visión pero necesitamos complementarla con el conocimiento que El ha
puesto en el pueblo y con las experiencias de otras iglesia.

Ángel D. Pérez es dueño de DanAudio, Inc. Compañía dedicada a la consultoria, diseño e
integración de sistemas de sonido, luces y video en iglesias, gobierno y centros educativos.